El aluminio, los metales contraatacan en la Industria Aeronáutica

El aluminio, los metales contraatacan en la Industria Aeronáutica

La industria del mecanizado y la aeronáutica.
La historia de la aviación mundial está estrechamente ligada al mecanizado y sobre todo de aleaciones de aluminio. Hasta la entrada en escena de los materiales compuestos la gran mayoría de los elementos estructurales de una aeronave estaban compuestas de piezas de aluminio y en menor medida titanio, sobre todo estas últimas en zonas donde se requieren especiales esfuerzos térmicos y mecánicos. Como sabemos toda la tecnología desarrollada del mecanizado ha venido asociada a las piezas metálicas (aluminio, acero y titanio); por lo que a raíz de la popularización del uso de los materiales compuestos parecía que estos tipos de piezas iban a ir quedando en desuso y con ello toda la tecnología asociada a ello. Pero a contrario de lo que parecía se está volviendo a reactivar el sector del mecanizado ya que se está volviendo al uso de los materiales metálicos.

Utilizando un extracto del artículo “Aluminio: el metal contraataca” de la prestigiosa revista “Avion Revue” de febrero de este año:
Los metales, en particular el aluminio, han sido utilizados prácticamente desde el nacimiento de la aviación. En la actualidad se están desarrollando innovadoras aleaciones metálicas con propiedades mejoradas para frenar el auge de los materiales compuestos. Además, las empresas productoras de aluminio han aprovechado los retrasos en la integración de materiales compuestos en las estructuras de aeronaves para desarrollar nuevas alternativas de propiedades optimizadas y bajo peso utilizando técnicas de fabricación mejoradas.

Las aleaciones de aluminio se han utilizado de forma prioritaria en la fabricación de componentes estructurales en el mundo de la aviación desde principios del siglo XX. Dichas aleaciones continua siendo la elección preferente de los ingenieros para la estructura primaria de los aviones de transporte de pasajeros y de carga, así como aviones militares de transporte. Entre las razones que llevan a esta decisión se encuentran un buen rendimiento, amplia experiencia en el diseño, coste de fabricación bien conocidos, métodos de fabricación e instalación totalmente establecidos.”
Por todo lo anterior se puede prever con seguridad una “larga vida al mecanizado”.

Por: D. Antonio J. Palacio Lanne-Lenne Ingeniero Industrial
Director de Formación del Máster de Diseño Aeronáutico en Sevilla

 

 

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *